Noticias en español para los latinos
Vivienda temporaria después de un huracán

¿Cómo conseguir vivienda temporaria después de un huracán?

Cuando azota un huracán, zonas enteras de Carolina del Norte pueden quedar anegadas y miles de personas pueden verse impedidas de volver a sus hogares. Por eso, existen diferentes programas gubernamentales –tanto federales como estatales– como así también iniciativas de organizaciones voluntarias que brindan soluciones de vivienda temporaria después de un huracán

“Después de desastres declarados por el gobierno federal, el gobierno estatal a menudo proporciona vivienda temporal para las personas que permanecen en programas como Vivienda Directa y Asistencia de Vivienda Temporal una vez finalizados los programas federales”, explicó a Prepárate NC Keith Acree, miembro del área de Manejo de Emergencias del Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte.

Para saber dónde puede encontrar refugio, el Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte cuenta con una página especial, a la que puede acceder haciendo click aquí. En la página podrá encontrar la ubicación de los refugios de emergencia abiertos en caso de huracanes.

En cuanto a las organizaciones no gubernamentales, también puede consultar los refugios disponibles de la Cruz Roja Internacional haciendo click aquí.

 

Asistencia de FEMA: vivienda temporaria después de un huracán

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) también brinda alternativas para las personas que no pueden regresar a su hogar en Carolina del Norte.

De hecho, cuenta con un Programa de Vivienda Temporal Directa para Sobrevivientes de Desastres en Carolina del Norte que brindó asistencia a víctimas del huracán Florence en 2018.

 

¿En qué consiste la Asistencia Directa de FEMA para vivienda temporaria después de un huracán?

Se trata de la provisión de una solución habitacional temporal para personas afectadas por huracanes que se ven imposibilitadas de regresar a su hogar.

Existen dos alternativas dentro del programa, dependiendo de las necesidades de las víctimas: 

  • Remolques de viaje: brindan una solución provisional oportuna y efectiva para las personas con un alto grado de confianza en que las reparaciones en su hogar se pueden completar en menos de un año, idealmente en seis meses.
  • Unidades de vivienda prefabricadas (MHU, por sus siglas en inglés): brindan una solución a más largo plazo para los sobrevivientes cuyas reparaciones demorarán más en completarse debido a un mayor grado de daño.

 

¿Cómo aplicar al programa de FEMA?

Si se ve desplazado de su hogar debido a un huracán, primero debe consultar que el programa esté operativo y que su área se encuentra incluida dentro de la zona de asistencia. Luego es necesario solicitar la asistencia federal por desastre para ser considerado para los programas de FEMA, como Asistencia de Vivienda de Transición, asistencia financiera para el alquiler, subvenciones para reparaciones para que sus hogares sean seguros, higiénicos y funcionales, y otros. 

Puede presentar su solicitud en línea en DisasterAssistance.gov, utilizando la aplicación de FEMA, visitando un centro de recuperación por desastre o llamando a la línea de ayuda de asistencia por desastre al 800-621-3362 (voz, 711 o VRS) o al 800-462-7585 (TTY ). 

 

Programa de FEMA para individuos y familias

Por otro lado, FEMA también cuenta con un Programa de Individuos y Familias que provee asistencia económica y servicios directos para las personas que se han visto afectadas por un desastre.

Este programa puede brindar diversos tipos de asistencias, pero específicamente cuenta con fondos para vivienda provisional durante el tiempo en que no puede vivir en su hogar, tal como la asistencia de alquiler, o el reembolso de gastos de hotel.

También permite acceder eventualmente a una unidad de vivienda temporal durante el tiempo en que no puede usar la asistencia de alquiler debido a la falta de recursos de vivienda disponibles.

 

Vea también: ¿Dónde buscar ayuda después de un desastre?

 

***

Fuentes de este artículo:

Suscríbete para recibir alertas