Noticias en español para los latinos
Reparar su hogar

¿Cómo reparar su hogar después de un desastre?

Reparar su hogar después de un desastre puede parecer una tarea difícil, pero muchos de sus bienes pueden ser restaurados. Tal como indica la guía para reparar su hogar elaborada por FEMA, una casa inundada se puede limpiar, secar, reconstruir y volver a ocupar antes de lo que muchas personas creen.

 

Es crucial recordar los tres puntos más importantes para reparar su hogar:

  • Priorice la seguridad: los peligros no terminan cuando el agua baja. Es posible que los cimientos de su casa se hayan debilitado,el sistema eléctrico puede tener cortocircuitos, y las inundaciones pueden haber dejado desechos tóxicos o contaminantes. 
  • Pida ayuda: si tiene preguntas técnicas o no se siente cómodo haciendo algo, busque ayuda profesional para reparar su hogar y haga uso de los programas gubernamentales.
  • Construya a prueba de inundaciones: es muy probable que algún día su casa se inunde nuevamente. La impermeabilización significa el uso de materiales y prácticas que evitarán o minimizarán los daños por inundaciones en el futuro. También debe prepararse para la próxima inundación comprando un seguro contra inundaciones y preparando un plan de respuesta a inundaciones.

 

Paso a paso 

Paso 1: en primer lugar cuídese a usted y a su familia

Los desastres pueden ser muy traumáticos y tomará tiempo para que las cosas vuelvan a la normalidad. Esté atento a los síntomas de ansiedad, estrés y fatiga. Tómese unos minutos para revisar las siguientes precauciones de seguridad: 

  • No camine sobre agua corriente. El ahogamiento es la principal causa de muerte por inundaciones. 
  • No conduzca por un área inundada. Más personas se ahogan en sus autos que en cualquier otro lugar. No conduzca alrededor de las barreras de la carretera. La carretera o el puente pueden estar arrasados.
  • Manténgase alejado de las líneas eléctricas y los cables eléctricos. La electrocución también es una de las principales causas de muerte en las inundaciones. Las corrientes eléctricas pueden viajar a través del agua. Informe las líneas eléctricas caídas a su compañía de servicios públicos o al gerente de emergencias local.
  • Apague la electricidad cuando regrese a casa. No use electrodomésticos o motores que se hayan mojado a menos que se hayan desmontado, limpiado y secado.
  • Esté atento a los animales, especialmente a las serpientes. Los animales pequeños que han sido desbordados de sus hogares pueden buscar refugio en el suyo. Use una vara o un palo para buscar, pinchar y voltear artículos y ahuyentar a los animales pequeños.
  • Mire antes de dar un paso. Después de una comida, el suelo y los pisos se cubren con escombros, incluidas botellas rotas y clavos. Los pisos y escaleras que se han cubierto con barro pueden ser muy resbaladizos.
  • Esté alerta a las fugas de gas. Use una linterna para inspeccionar si hay daños. No fume ni use velas, linternas o llamas abiertas a menos que esté seguro de que se ha apagado el gas y se ha ventilado el área. El escape de monóxido de carbono mata. Utilice un generador o cualquier máquina a gasolina al aire libre. Lo mismo ocurre con las estufas de camping. Los humos del carbón vegetal son especialmente mortales; cocine solo con carbón al aire libre.
  • Limpia todo lo que se mojó. Las aguas de inundación recogen aguas residuales y productos químicos de carreteras, granjas, fábricas y edificios de almacenamiento. Los alimentos en mal estado y los cosméticos y medicamentos inundados son riesgosos para la salud. En caso de duda, deséchelos.
  • Cuídese. Recuperarse de una inundación es un gran trabajo. es duro tanto para el cuerpo como para el espíritu. Y los efectos que un desastre tiene sobre usted y su familia pueden durar mucho tiempo.

 

Paso 2: Bríndele primeros auxilios a su hogar

Es peligroso volver a su casa porque la inundación puede haber causado daños ​​estructurales, eléctricos y otros peligros. Después de garantizar la seguridad del lugar, tome medidas para proteger su hogar y contenido de daños mayores.

Si no tiene experiencia en construcción y reparación eléctrica, no intente hacer este trabajo usted mismo. Contrate a un contratista calificado o un electricista.

Elementos que necesitará cuando sea seguro entrar a su casa:

  • Linterna 
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Radio con pilas
  • Botas impermeables
  • Ropa de seguridad, como un casco y guantes
  • Botas o zapatos con suelas duras
  • Mascarilla para el polvo
  • Cámara o videocámara para grabar daño
  • Herramientas: palancas, martillos, sierras, alicates, llaves inglesas, destornilladores, etc.
  • Agua potable
  • Bolsas de basura
  • Un palo de madera para mover objetos y ahuyentar serpientes o pequeños animales
  • Suministros de limpieza

Después de ingresar, corte la electricidad y el gas, rescate los objetos de mayor de valor (como dinero, joyas, documentación de seguros y fotografías familiares), ventile la casa, tape los agujeros para que no ingrese más agua, retire los escombros, chequee si hay caños rotos.

 

 

Paso 3: organizarse

Antes de intentar limpiar y reparar todo, debe evaluar su daño y desarrollar un plan de recuperación. Un enfoque organizado hará el mejor uso de su tiempo y dinero. Su plan de recuperación debe incluir las medidas de protección contra inundaciones que pueden incorporarse con las reparaciones y pueden ahorrarle miles de dólares en el futuro.

Llame a su agente de seguros. Infórmele sobre los daños a su casa y sus pertenencias para que pueda presentar un reclamo.

Haga un listado con los daños y tome fotos o videos del estado de situación antes de reparar su hogar.

Analice si necesitará asistencia financiera para reparar su hogar.

 

Paso 4: seque su casa

Las inundaciones pueden afectar una vivienda de tres formas:

  1. El agua daña los materiales. El yeso se desintegrará si permanece húmedo por mucho tiempo; la madera puede hincharse, deformarse o pudrirse; y las piezas eléctricas pueden sufrir un cortocircuito, un funcionamiento incorrecto y provocar incendios o descargas eléctricas.
  2. El barro, el limo y los contaminantes desconocidos en el agua no solo ensucian todo, sino que también crean un peligro para la salud.
  3. La humedad promueve el crecimiento de moho.

Reparar su hogar

 

 

Siga los siguientes pasos en orden para secar su casa:

  1. Abra puertas y ventanas
  2. Abra las puertas de armarios y placares
  3. Utilice ventiladores
  4. Utilice deshumidificadores y aires acondicionados
  5. Utilice materiales secantes como los deshumidificadores químicos que se utilizan para secar barcos, las piedritas de arcilla para gatos o los pellets de cloruro de calcio utilizados para derretir hielo en el invierno

 

Paso 5: reparación de los servicios de gas, agua y electricidad

Volver a contar con servicios de gas, agua y electricidad le permitirá continuar con la recuperación mucho más rápidamente. Sin embargo, para esta tarea necesitará contratar profesionales matriculados.

 

Paso 6: limpieza

Las paredes, los pisos, los armarios, los estantes, el contenido, cada parte inundada de su hogar, deben lavarse y desinfectarse minuciosamente. 

Los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) brindan una serie de recomendaciones para hacerlo de manera exhaustiva y segura.

 

Consejos de seguridad

Antes de comenzar el proceso de limpieza tras un desastre es importante contar con el equipamiento correcto.

Esto quiere decir, tener el equipo de seguridad adecuado para llevar a cabo la limpieza:

  • Casco
  • Gafas o lentes protectores
  • Respiradores N-95 (u otros que proporcionen mayor protección)
  • Guantes de trabajo gruesos
  • Botas impermeables con punteras y plantillas de acero 
  • Tapones para los oídos o auriculares protectores (si trabaja con equipos ruidosos)
  • Por lo menos dos extintores de incendios (cada uno con clasificación UL de al menos 10A)

 

Si además debe limpiar aguas residuales necesita contar con:

  • Botas de goma
  • Guantes de goma
  • Gafas o lentes protectores

 

Reparar su hogar

 

¿Cómo limpiar y desinfectar?

Primero, lave las superficies con agua tibia limpia y jabón para quitar el polvo y la suciedad. Luego desinfecte las superficies con cloro de uso doméstico.

Es fundamental que lea y siga las instrucciones de seguridad de cualquier producto que use. 

  • Nunca mezcle cloro con amoníaco, ni con ningún otro producto de limpieza.
  • Use botas y guantes de goma o de otro material no poroso, y protección para los ojos.
  • Trate de no aspirar los vapores del producto. Si usa productos de limpieza adentro, abra las puertas y las ventanas para dejar que entre aire fresco.

 

¿Cómo evitar el crecimiento de moho?

  • Limpie y seque su casa rápidamente después de la tormenta o inundación; si es posible, dentro de las siguientes 24 a 48 horas.
  • Ventile la casa abriendo puertas y ventanas. Use ventiladores para secar las áreas mojadas.
  • Retire y deseche todo lo que no se pueda lavar o secar rápidamente (como colchones, alfombras, almohadillado de alfombras, tapetes, muebles tapizados, cosméticos, animales de peluche, juguetes de bebés, almohadas, artículos de gomaespuma, libros, revestimientos de muros y paredes y productos de papel).
  • Retire y deseche los paneles de yeso y el material de aislamiento contaminados con aguas residuales o de inundación.
  • Limpie a fondo todos los objetos y superficies que estén mojados con agua caliente y detergente para lavar ropa o platos. Por ejemplo, limpie todo tipo de pisos, concreto, molduras, muebles metálicos y de madera, mesones, aparatos eléctricos de cocina, lavaplatos, lavamanos y otras instalaciones de plomería.
  • Arregle las goteras en el techo, las filtraciones de agua en las paredes o tuberías tan pronto como pueda.

 

Elimine el moho con una mezcla de cloro y agua

  • Nunca utilice cloro en espacios cerrados. Primero abra puertas y ventanas.
  • Póngase guantes de goma.
  • Para preparar el producto de limpieza, mezcle 1 taza de cloro de uso doméstico con 1 galón de agua.
  • Limpie todo lo que tenga moho.

 

Lávese las manos con agua y jabón una vez terminada la limpieza

 

Paso 7: Consulte por asistencia financiera

Aquello que pueda reconstruir o reemplazar dependerá de cuánto pueda pagar. Tres fuentes de asistencia financiera pueden ayudarlo a recuperarse: seguro, programas gubernamentales para casos de desastre y organizaciones no gubernamentales

Si está totalmente asegurado (80 por ciento del costo de reemplazo de su casa), es posible que solo tenga que pagar el deducible y su póliza de seguro contra inundaciones pagará la limpieza y reconstrucción profesional. Incluso si está asegurado, las otras fuentes de asistencia pueden ayudarlo con los gastos que su póliza de seguro no cubre.

 

Seguro 

Usted puede tener hasta tres pólizas de seguro distintas: propietario de vivienda, inundación y viento y / o granizo.

Debe llamar a su agente de seguros para informar los daños lo antes posible después del desastre. Su agente se encargará de que un inspector visite su hogar para que pueda resolver su reclamo.

Si no puede comunicarse con el agente local, llame al Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones al 1-888-379-9531.

 

Programas gubernamentales para casos de desastre

Si la inundación fue generalizada y causó muchos daños, su comunidad podría ser elegible para recibir ayuda estatal o federal. Para recibir dicha asistencia, su comunidad debe ser declarada zona de desastre por su gobernador, el director de una agencia federal o el presidente.

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) cuenta con diversos programas de asistencia para reparar su hogar. Por ejemplo, el Programa de Individuos y Familias provee asistencia económica y servicios directos para las personas y familias que se han visto afectadas por un desastre y tienen necesidades graves sin suficiente cobertura del seguro. 

También existen programas que proveen asistencia de vivienda en caso de desastre para tener un lugar seguro donde vivir hasta que el daño de los hogares pueda ser reparado. Se puede proporcionar asistencia de alquiler o casas móviles a quienes no tengan seguro.

En ese sentido, FEMA cuenta con un Programa de Vivienda Temporal Directa para Sobrevivientes de Desastres en Carolina del Norte que en 2018 asistió a las víctimas del huracán Florence.

 

Organizaciones no gubernamentales

La Cruz Roja ofrece asistencia de emergencia para reparar su hogar a personas afectadas por desastres. La Cruz Roja puede ayudar proporcionándole un vale para comprar ropa nueva, comestibles, medicamentos esenciales, alquiler, ropa de cama, muebles necesarios y otros artículos para satisfacer las necesidades de emergencia. También puede proporcionarle un equipo de limpieza: escoba, trapeador, balde y artículos de limpieza. 

 

Paso 8: reconstruir a prueba de agua

No se limite a reconstruirlo; constrúyelo mejor. Ahora es el mejor momento para pensar en proteger su casa contra inundaciones. Muchas medidas de protección contra inundaciones son bastante simples, rentables y fáciles de implementar. Al hacerlo, mientras reconstruye puede hacer que la próxima inundación sea más fácil para usted y sus finanzas.

Cinco tipos de protecciones contra inundaciones

  1. Elevación. La mayoría de los edificios pueden elevarse de modo que el piso más bajo esté por encima del posible nivel de inundación. Si sufrió daños en los cimientos por la inundación, es posible que deba levantar la casa para repararla. 
  2. Reubicación. Sacar un edificio del área propensa a inundaciones es la forma más segura de protegerlo de daños por inundación. La mayoría de las casas y los edificios comerciales más pequeños en buenas condiciones se pueden trasladar y, por lo general, no es un problema encontrar contratistas con experiencia en el traslado de edificios. Tendrá que comprar un lote nuevo a menos que su lote actual sea grande y tenga un buen lugar en un terreno más alto para su casa. La reubicación y la elevación son las únicas opciones razonables para proteger una casa que está sujeta a inundaciones profundas (de más de 6 pies de profundidad) o inundaciones costeras.
  3. Muros contra inundaciones. Los muros de inundación y los diques funcionan para evitar que las aguas lleguen a su hogar. Están construidos al menos a la altura del nivel de protección contra inundaciones en su área y suelen estar hechos de hormigón.
  4. Impermeabilización en seco. Impermeabilización en seco significa sellar un edificio para evitar la entrada de agua de la inundación. Las paredes están recubiertas con láminas de plástico o de goma o compuestos impermeabilizantes especiales. Las aberturas como puertas, ventanas, líneas de alcantarillado y conductos de ventilación están cerradas de forma permanente o pueden sellarse temporalmente con protectores o sacos de arena extraíbles.
  5. Impermeabilización húmeda. Impermeabilización húmeda significa modificar un edificio para que las aguas de la inundación causen solo un daño mínimo. Los materiales de construcción por debajo del nivel de protección contra inundaciones se reemplazan por materiales resistentes al agua. Se permite la entrada de aguas de inundación al edificio para contrarrestar la presión del agua en el exterior de las paredes.

 

Antes de hacer reparaciones o alteraciones en su casa, asegúrese de que el departamento de construcción haya revisado y aprobado sus planos, y de que cuenta con un permiso de obra. 

 

Paso 9: prepárese para la próxima inundación

Es muy probable que su casa se inunde de nuevo algún día. Prepararse para la próxima inundación lo protegerá a usted y a su familia, su propiedad, sus finanzas y su tranquilidad. Además de las medidas de protección contra inundaciones discutidas en el paso anterior para reparar su hogar, compre un seguro y desarrolle un plan de respuesta a inundaciones. 

 

Lea también: ¿Qué permisos se requieren para reparar su hogar después de un desastre?

***

Fuentes de este artículo:

 

Suscríbete para recibir alertas